lunes, 10 de mayo de 2010

ANÁLISIS PELÍCULA YO, TAMBIÉN

Hoy en día en la sociedad, a la hora de hablar de ciertos temas se tratan de manera tabú, y no debe de ser así. En la película Yo, también se meten en el mundo del síndrome de down sin complejos, tratando de cosas tal y como son y dejarse caer en la compasión por ser personas "diferentes". El protagonista de esta película es Pablo Pineda, Daniel, un joven sevillano de 34 años, es el primer europeo con síndrome de Down que ha obtenido un título universitario. Comienza su vida laboral en la administración pública donde conoce a Laura, una compañera de trabajo sin discapacidad aparente. Y se enamora de ella.
Es difícil saber convivir en paz y armonía teniendo dentro de la familia un síndrome de down, las relaciones y el ambiente familiar son complicados, requieren de mucho esfuerzo por parte de los familiares que viven con él. En la película, conviven dos hijos, uno tiene síndrome de down y otro no, y se puede ver como Daniel (Pablo Pineda) ve un ejemplo en su hermano mayor.
Pablo Pineda es un caso atípico de los síndromes de down, teniendo dos titulaciones universitarias, pudiendo actuar de forma maravillosa y hablar con cordura.
La integración es lo que más trata de transmitir esta película, es el mayor campo de batalla al que deben de enfrentarse los síndromes de down y sus familiares.
Tendemos a hablar y comportarnos del mismo modo que lo hacemos con los niños pequeños sin reparar en que en muchos de los casos tratamos con adultos, con discapacidad intelectual, pero adultos. Ellos no son tontos y entienden las cosas mejor de lo que nos imaginamos. Por esto mismo Yo, también es tan interesante.

"Ellos" son personas que sienten igual que "nosotros" y aman igual que "nosotros" lo hacemos.


Éste es el análisis de la película, pero mi opinión es que en la película se utiliza el chantaje emocional como una soga al cuello.
Me parece fatal enganchar así al público, por otra parte, entiendo que Daniel tenga esas necesidades sexuales como todos, pero creo que en la película se exagera, esas ansias por practicar el sexo están fuera de lugar, Daniel no piensa en otra cosa, se le da demasiada importancia, cuando creo que antiguamente el caso de gente con deficiencia estaba peor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada